Un buen Diseñador…

Habla personalmente con su cliente para así poder escucharlo y entender que es lo que necesita, de ésta manera podrá ofrecerle un diseño especial, adaptado a sus necesidades y gustos sin trabajar mas de lo necesario.